Gracias a todos los desagradecidos

Ya identifique y saqué de mi vida a las personas desagradecidas, y espero que algún día entiendan porque ya no están a mi lado. A la primera persona malagradecida que aleje de mi fue a mí misma en su versión ingrata, me costó encontrarla dentro de mi. Necesité mil espejos pero la hallé y la deporté.

En verdad si hay algo que me ha decepcionado y dolido es la mala paga de quién he recibido con cariño y confianza en mi vida. Pero quiero que sepan que nunca fui su víctima, por el contrario, creo que sin estas maravillosas personas y el dolor que me causaron, hoy no podría ser la persona que soy y de la que me siento satisfecha.

Me dejaron grandes enseñanzas y mi expectativa y lo que espero de los demás ha cambiado significativamente, más bien pienso en por qué llegan con lo que traen, cuál es su propósito en mí y siempre me toma tiempo entender cuál es mi misión en su vida y por qué y para qué están en mi presente, qué les puedo dar y ofrecer de mi sin esperar nada a cambio. Muchos me partieron el corazón pero no me quitaron las ganas de amar y seguir dando lo mejor de mi, porque sé que todo regresa y he recibido tanto.

Siento que ahora soy mejor gracias a esas increíbles personas y su falta de amor. Ojalá todos nos abriéramos a este aprendizaje, permitirnos cambiar y aprender de las relaciones con los demás y no sólo juzgarlos por su proceder, sé que es difícil de entender pero todo tiene un propósito. Hoy agradezco a cada persona qué pasa por mi vida porque gracias a esas relaciones yo siento que he aprendido mucho y ahora creo que voy evolucionando, sé que no soy perfecta y me equivoco, sobre todo cuando he querido meterme en su juego y “ayudarles a cambiar”, pero entendí que esa no es mi misión. No debería querer dar ninguna lección a nadie, así no funciona. Es mejor aceptar a las personas como son y lo que traen para mí y dejar ser y cuando llega el momento, dejar ir.

El que se queda conmigo es porque valora lo que ofrezco y corresponde a ello, esa relación seguramente tiene un gran propósito de amor y aprendizaje mutuo, el que se va es porque cumplió su misión en mi vida y yo en la suya.

Ahora me paso más tiempo ocupándome de mi y ser agradecida me ha cambiado por completo la vida. Estoy segura que cuando he sido desagradecida no lo noté y seguro también lastimé a otros, pero es hora de hacer conciencia ya que todo lo que hacemos y lo que no hacemos viene de nuevo a nosotros.

Vivir en Paz, Libre de culpa y de juicios a los demás, lejos de resentimientos y condenas es el resultado de vivir en agradecimiento. Ahora comprendo que lo que hice mal lo hice porque era lo que sabía hacer en ese momento y use las herramientas que tenía para actuar de la forma que lo hice y sé que hice lo mejor que podía, no di para más en ese pasado que ya pasó y no puedo cambiar, no era quien soy hoy y no me martirizan más los “hubiera” que no existen… no me culpo más ni me castigo por ello y eso me ha traído descanso. De la misma forma entiendo que quienes pasaron por mi vida causando enojo y dolor, incomodandome, retándome, juzgándome y lastimándome, lo hicieron porque había un propósito de aprendizaje y conciencia para mi vida y la de ellos, no los culpo, no los juzgo y eso los libera y me libera dándome alas para avanzar más rápido hacia donde quiero llegar. Las cadenas de rabia y resentimiento se rompen cuando entiendes que te atan y te atascan en un pasado que ya no existe y que sucedió por algo que ya pasó y te ayudo a ser quien eres hoy.

Hoy me acepto con todo y los “errores” que cometí en el pasado y acepto, amo y agradezco a los demás por lo que recibí de ellos en mi vida así doliera. Agradezco con humildad la decepción, la frustración, la tristeza, el dolor que me causaron, porque me ayudaron a crecer y ser quien soy hoy y me gusta lo que hemos logrado. Y agradezco aún más todo lo bueno que recibí y compartí con cada persona que ha llegado a mi vida, el amor, la amistad, la complicidad, la compasión, la ayuda, el apoyo y los buenos momentos.

Gracias malas amigas, gracias envidiosos, gracias chismosos, gracias jueces radicales y exigentes, gracias hipócritas, gracias mentirosos y egoístas, gracias infinitas traidores y agresores!!! Uds me han hecho mejor ser humano y aún más fuerte de lo que pensé ser. Fueron grandes espejos para corregir mis defectos. Reciban de mi todo mi amor y agradecimiento. No sería lo mismo sin Uds.

“El hierro se afila con el hierro, y el hombre en el trato con el hombre.” Prov 27:17

Hay 100 cosas que prefiero de ti…

1. Tu mirada café con sobredosis de pasión
2. Tu sonrisa con comillas
3. Tu barba pintada de noche brillante y plateada
4. Tus manos perfectas de pianista degollador de todos mis miedos
5. Los coros desafinados de tus canciones… I just call to say I love u…
6. Tu mal dicho "buen día linda" todas las mañanas
7. El perfil de tu rostro sonriente con mirada al horizonte
8. Tu piel sensible y de peluche
9. Tu sonrisa desvanecida que se cuela en nuestros besos
10. El sabor dulce y amargo que tienen tus labios cuando te beso en medio de un café.
11. Tus pestañas largas en contraste con tú cabeza pelada
12. El largo perfecto de tus brazos que abrazan toda mi humanidad sin esfuerzo
13. Tu arrullador ronquido nocturno
14. Tus piernas gruesas de futbolista que como dos pilares inquebrantables soportan el peso de mis descaches
15. La silueta de tu cuerpo a contraluz mientras caminas hasta el baño de cualquier habitación durante la noche
16. Tus mentiras piadosas
17. Tu varonil sombra en el asfalto
18. La forma como doblas mi cuello y giras con fuerza contenida mi cabeza para darme un beso de despedida sin decir adiós
18. Los tonos de tu voz acordes con la intención de tus palabras, a veces graves y a veces agudos
19. El placer que reflejas al verme sonreír
20. Tu curiosidad aventurera explorando los oscuros recovecos de mi oscuridad.
21. El desesperado interés protector de cuidarme a pesar de mis rebeliones.
22. tus insistentes recordatorios de mis asuntos cuando parecen más tuyos que míos
23. Todos tus regalos y detalles de amor con los que sobornas mi mal humor y mis celos
24. Tu presencia permanente en mi casa a través del aroma de las flores que con las que me halagas cuando te da la gana.
25. El dolor de mi cuerpo como recordatorio de la pasión con la que me descargaste tu amor.
26. Tu exclusividad como dueño y señor de mi corazón entero
27. El café que me sirves. Que me sirvas
28. Tus coqueteos pretensiosos persistentes malintencionados y también los involuntarios
29. Tu indescifrable silencio
30. Tú psicorigido genio intelectual
31. La fuerza con la que me partes la vida con un beso anhelado y esperado por días
32. Como te abres pasó entre mis rincones, especialmente los del alma
33 Nuestra lista de canciones
34. Tus camisas inglesas impregnadas de ese exclusivo aroma masculino
35. Tu elegante altura inalcanzable
36. Tus atinados intentos de usar mis modismos colombianos
37. La irritación que deja tu barba sobre el contorno de mis labios
38. La hipnosis de tu mirada
39. El filo de tus ojos endiablados cuando tomas posesión de todo lo mío que ahora es tuyo
40. Tu paciencia desatando porta ligas
41. La eternidad de tu fortaleza en medio del llanto
42. Los riesgos que tomas por mi, por nosotros
43. Tu valor al afrontar el insoportable peso de pecar por la promesa de una vida juntos
44. La brújula clavada en tu alma que te trae hacia mi vida tras vida
45. Tu Fe en mi Dios
46. Las mariposas resucitadas que revolotean en la panza cada vez que respiras sobre mis hombros antes de besarlos
47. Tus reclamos terroríficos
48. Tus chocheras tempraneras del viejo mañoso que vas a ser en unos años
49. Tus planes de viaje
50. Tu modesto y real hombre perfecto y correcto
51. Tu inglés latino con acento argentino
52. Los tartamudeos que camuflan tu impaciencia
53. Tu brillante lucidez en el trabajo
54. Tus estilos de liderazgo en todos los roles que has sabido asumir
55. Tu valentía frente a la adversidad
55. Tu concepto del dinero y su finalidad en la vida
56. Tus pies perfectos de mochilero que miden las calles del mundo con inefable seguridad
57. Tu inquebrantable y bien infundado ego
58. Tu actitud siempre tan seductora que como bandera de paz apacigua la furia de mis batallas
59. Tu sabiduría lidiando por la eternidad mis auto destructivos, caprichosos y desenfrenados bríos
69. Los torpes argumentos de tu santo preferido
70. Tu plan año a año de nuestra estratégica vision
71. Tu tímido y precavido enamoramiento pasado de una sinverguenza mujer simplona
72. La virginidad emocional que me regalaste al entregarme tu vida luego de padecer de un solo amor
73. Tu engañosa apariencia de tipo aburrido
74. Tus remeras y tus camperas
75. Tu carisma innato que se desata como arma de doble filo frente al enemigo
76. Tus modos, todos tus modos
77. Todo lo que me enseñas, incluido lo que crees que no se
78. Tu arribista forma de vacacionar en la playa
78. La forma en que me hiciste ver la vida y las espinas en las rosas
79. Tu inexperiencia con el engaño emocional y tus pinitos en la manipulación tradicional
80. La pureza de tu corazón inexplorado como selva virgen de isla desierta.
81. Tu permisividad con mis bajos instintos
82. Tu peligroso interés en mis recovecos y laberintos
83. Tu seductor perfume natural
84. Tu desfachatez masculina frente a mi escaso pudor fingido
85. Tus insistentes intentos fallidos de bailar conmigo
86. Todo lo que callas por tu inalterable amor perdonador
87. Tu aura angelical, esa de la que no puedes despojarte ni en el más intimidante de mis infiernos
88. Tu "amistad interesada" con mis demonios
89. Tu astucia vibrante y poderosa que debilita a cualquier enemigo hasta la derrota y sumisión total
90. Tu extraordinaria manera de trasmitir energía a cada instante de mi vida cuando nos volvemos a encontrar
91. Tu única forma de amar
92. La agudeza de tu intuición que mantiene la calma cuando yo tiro fuerte y destapó mis progresivas manipulaciones varias para retenerte.
93. Tu luz, que mantiene un imponente faro encendido a través del tiempo y la distancia en medio de la tormenta, firme una y otra vez sin detenerse ni un instante.
94. La inagotable perpetuidad de tu presencia, tu existencia y tu ser en mi memoria
95. Tu gusto por La champaña, el jamón, la buena mesa y la casualidad de tu obsesión con el hedonismo bien servido
96. La complicidad de tu cariño hacia mi ingenuidad
96. La forma en que provocas y robas descaradamente mi capacidad de asombro y pasion por esta pinche vida que solo tiene sentido a tu lado
97 Tus negras intenciones de embarazarme hasta el cerebro
98 el compás que le pusiste al ritmo de mi corazón desde que te di el primer beso
99. Tu inexplicable y exclusivo poder sobre mí
100. Tus muchos e irrelevantes defectos que hacen de nuestra experiencia algo único.
100. Tus planes y cronogramas fallidos todos
100. Tu forma de recordarme la mujer que soy y que quiero ser
100. Tu desesperados intentos de controlarme
100. Tu buen gusto para la moda, la comida, los destinos, los hoteles, los sitios, los planes, los regalos, las sorpresas, las flores, los restaurantes, los zapatos, los jeans ajustados, las carteras, etc….
100. Tu genuina compasión y amor por mi hija mayor
100. Tu prudente desprecio por la estupidez del papa de mis hijas

…. hay mucho más!! Te lo digo o te lo escribo???

Sabes que intente dejarte mil veces y eres la única persona que no pude alejar y que ganó con ventaja la batalla contra todos mis yo. Tú vas más allá de lo que yo puedo decidir o controlar. Eres mi amor verdadero y te cedo los derechos de mi vida, con la humildad de una mujer que sabe que encontró el hombre correcto y anhela más que nada compartir con él su presente eternamente.

Te amo…